Albor Masajes
Columna

Encuentra el origen de la lesión, trátalo y deja que el organismo actúe.

Andrew Taylor Still.

Osteopatía

Se trata de una disciplina terapéutica y de un conjunto de conocimientos específicos basados en la anatomía y fisiología del cuerpo humano, en el conocimiento de cómo intervienen los diferentes tejidos en la producción de la enfermedad y en la aplicación de técnicas de normalización de las funciones alteradas

La Osteopatia trata al ser humano de forma global reestableciendo el equilibrio mediante técnicas manuales.

Podemos clasificar la Osteopatia en tres grandes grupos:

  • OSTEOPATIA ESTRUCTURAL Es la técnica manual cuyo objetivo es restablecer la falta de movilidad del cuerpo.

    También te ayuda a dar el equilibrio que merece el sistema músculo-esquelético, manteniendo la elasticidad de todos los tejidos del cuerpo que se han visto alterados por distintas causas (sedentarismo, malas posiciones, esfuerzos intensos, estrés, caídas, etc.)

    También te ayuda a dar el equilibrio que merece el sistema músculo-esquelético, manteniendo la elasticidad de todos los tejidos del cuerpo que se han visto alterados por distintas causas (sedentarismo, malas posiciones, esfuerzos intensos, estrés, caídas, etc.)


    Las principales afecciones en la que Osteopatía Estructural te puede ayudar son:

    Contracturas, lesiones deportivas, dolores articulares (hombro, codo, muñeca, cadera, rodilla, tobillo, etc.), tendinitis, esguinces, problemas posturales, lumbalgias, ciáticas, problemas discales, dolores de espalda, aplastamientos discales y hernias discales, compresiones por hernia de disco, dolores de columna, dolores en la planta del pie, disfunciones de pisada y marcha, escoliosis, síndrome de Túnel Carpiano, mareos, dolores de cuello, falta de circulación periférica, problemas de retorno venoso, calambres, etc.

  • Para comprender más claramente lo que es la OSTEOPATIA VISCERAL hay que saber que los órganos no se encuentran suspendidos en nuestro cuerpo sin ningún tipo de sostén, sino todo lo contrario, se encuentran sostenidos a través de tejido conectivo (ligamentos, músculos, etc.).

    El músculo diafragmático encargado principalmente en la respiración al contraerse empuja los órganos hacia abajo, y hemos de saber que los órganos tienen que poder tener un movimiento para adaptarse a esta compresión.

    Si este movimiento está restringido por adherencias, tono muscular anormal o desplazamientos, producirá alteraciones en otras partes del organismo (estructuras musculares y óseas, otros órganos o fascias) o viceversa , ya que al verse al organismo como un todo, una alteración músculo-esquelética puede producir limitaciones viscerales o viceversa, un problema visceral puede producir limitaciones músculo-esqueléticas.

    Por tanto, la osteopatía visceral va dirigida principalmente a restablecer el equilibrio de los órganos del cuerpo y los tejidos de sostén de éstos.

    El osteópata una vez localizadas estas anomalías, mediante Técnicas Osteopáticas Viscerales eliminará esas restricciones (tensiones, posiciones anormales, etc.) dando al cuerpo, una vez logrado su estado original, la capacidad de alcanzar el equilibrio para autocurarse.


    Las principales afecciones que se tratan con osteopatía visceral son:

    Gastritis, constipación, dolores abdominales, problemas de reflujo, hinchazón post ingesta, hernias de hiato, colon irritable, adherencias intestinales, estreñimiento crónico, incluso hipertensión arterial, prolapso de órganos, dolores menstruales, problemas de infertilidad, dolores de espalda, etc.

  • OSTEOPATIA CRANEO-SACRA. Para comprender más claramente esta técnica hay que partir de la base de que los huesos del cráneo poseen una micro movilidad o flexibilidad a través de las suturas craneales.

    Además del ritmo cardiaco y respiratorio, existe lo que se llama en Osteopatía Ritmo Craneal. Este ritmo consiste en pulsaciones producidas por la producción y vaciado del líquido cefalorraquídeo que circula por la medula espinal desde el sacro hasta el cráneo produciendo el movimiento del sacro y los huesos del cráneo.

    El osteópata es capaz de devolver a la normalidad todas estas estructuras mediante la Osteopatía Craneal, eliminando los bloqueos y devolviendo a éstos su movilidad.

    Esta técnica es tan efectiva como suave, siendo segura y recomendada para personas de todas las edades (bebes, niños y adultos), así como personas recién operadas.


    Las principales afecciones en el que la Osteopatía Sacro-Craneal te puede ayudar son:

    Problemas emocionales (ansiedad, estrés, depresión), adormecimiento de extremidades, ataques de pánico, insomnio, bruxismo, migrañas, jaquecas, síndromes vertiginosos, acúfenos, dificultad de aprendizaje en niños, problemas faciales, pérdida de concentración, cansancio crónico, problemas emocionales o alteraciones del sistema inmunológico, dolores y problemas de espalda, tensión muscular, etc.

Profesionalidad

Trato Humano

Calidad